domingo, 7 de abril de 2013

OSASUNA 0 - ESPANYOL 2. DON JAVIER AGUIRRE.

0-2 y a cinco puntos del descenso. Esa es la situación en la que Osasuna se queda tras la derrota de hoy ante el Espanyol de Javier Aguirre y a falta de 8 jornadas para acabar el año.

Y es que allá queda ya aquel 11 de noviembre de 2012 en el que Mendilibar salvó la papeleta en Cornellá y mandó a la cola del paro (aunque por poco tiempo, eso sí) a Mauricio Pochettino. Aquel día el Espanyol del argentino, que vagaba por el campo como alma en pena, sufrió la estocada final y se dió por finalizada la etapa de un mister que llevaba la cantidad de 4 temporadas al frente del equipo perico. 
De la misma manera, y como todo final tiene un principio... se dió el pistoletazo de salida a una nueva, encabezada esta vez por un entrenador que precisamente ocupó durante el mismo espacio de tiempo el banquillo del otro equipo, el banquillo del equipo al que estaba llamado a regresar si el resultado de aquel partido hubiese sido de signo contrario, el banquillo de Osasuna. Javier Aguirre se reenganchaba así al fútbol de nuevo tras su destitución de Zaragoza y lo iba a hacer (ya se puede decir) por la puerta grande. Sus números (y el juego) en el equipo espanyolista le avalan y a falta de ocho jornadas para el final están virtualmente salvados y con opciones todavía de engancharse al vagón europeo.

En cuanto a su futuro, no está nada claro. Su contrato acaba en junio y ha puesto como condición para prorrogarlo que el año que viene los dirigentes del Espanyol (equipo que está en una situación bastante comprometida económicamente) le pongan delante un proyecto sólido, interesante y sin demasiadas ventas de gente que para él está siendo clave. ¿Será eso posible? Pues no lo se, pero estaría bien que Osasuna moviese ficha antes y seamos nosotros quien, dentro de nuestras posibilidades (él las conoce bien) le ofrezcamos ese proyecto que él pide. Creo que él no le haría ascos y la afición rojilla en general tampoco.

No quiero acabar sin comentar un detalle ocurrido hoy en el Reyno al finalizar el partido. Ante determinados gestos del mexicano no he podido evitar que mi memoria fotográfica retrocediese 6-7 años.
"Acababa de terminar el partido de Osasuna con victoria por 0-1 en el Vicente Calderón; era la jornada 36 de la temporada 2005-2006 (la del cuarto puesto) y estábamos en un momento en que el fichaje de Javier Aguirre por el Atlético de Madrid para la siguiente temporada empezaba a cobrar mucha, mucha fuerza. Aquel día hubo unos gestos que me lo dejaron claro. El mexicano se plantó en la bocana de vestuarios y uno a uno y afectuosamente, sobre todo con Fernando Torres (lo tengo grabado) fue saludando a los integrantes de la plantilla del equipo colchonero. Yo lo tomé como una primera toma de contacto.
Pues bien, eso mismo ha ocurrido hoy cambiando Osasuna por Espanyol, y At. Madrid por Osasuna. Javier Aguirre ha saludado a Mendilibar y después se ha quedado y ha ido saludando uno a uno a todos los integrantes de la plantilla rojilla (pocos quedan de su etapa en el club) y por un momento... pues me he puesto a pensar ¿Significará esto lo mismo que me significó lo ocurrido hace seis años en el estadio situado a orillas del Manzanares o se quedará en una simple detalle y mera coincidencia?

La esperanza de volverlo a ver en el banquillo del Reyno ahí queda ahí está y hoy más viva que nunca. XD

1 comentario:

Kimo dijo...

Tío, no digas esas cosas que me hacen mucha ilusión y luego no pasa nada!

Entradas populares