domingo, 1 de marzo de 2015

JAN URBAN DESTITUIDO


Y la aventura de Jan Urban en Osasuna tocó a su fín. La Junta Directiva de Luis Sabalza y sus satélites no se dejaron influenciar por el silencio de unas gradas que ni tan siquiera, pese a la crisis de resultados, pidieron la destitución de su entrenador y se tomaron la justicia por su mano. Fueron ellos quienes optaron por su cuenta y riesgo esta misma tarde del sábado poner de patitas en la calle a un OSASUNISTA de pro a cuya altura (vayan bien o mal las cosas a partir de ahora) es posible que nunca lleguen a estar.

Urban dice adiós en un tiempo tan de récord como el del ascenso de su sustituto en el cargo (¿Sabremos algún día el por qué?)
Llegó el pasado verano y lo hizo con el convencimiento transmitido por la propia Junta Gestora (sombra alargada de la actual Junta Directiva) de que lo hacía para un proyecto a largo plazo cuyo proceso iba a ser arduo difícil: equipo reciendo descendido, equipo hipotecado y sin un duro, equipo sancionado con límite de fichas profesionales, equipo que no supo hasta bien entrado el verano si iba a poder reforzar la plantilla o no, equipo que una vez resulta esta duda se lanzó a la caza de ionternacionales africanos y asiáticos, equipo con plantilla corta, equipo que se veía obligado a adelantar por las circunstancias que estaba la aparición de sus figuras de la cantera con todo lo que eso supone (responsabilidad, experiencia en una categoría tan "perra" como la 2ª División), equipo que veía cómo se iban sus figuras de la anterior etapa, equipo que en invierno ve como se va otra de las piezas claves (De las Cuevas) y en definitiva, equipo que como ya les ha pasado a otros históricos estaba llamado a vivir su temporada de transición tras un descenso de los de tomo y lomo (ya le pasó a Zaragoza, Sporting, Mallorca, etc)
En este contexto es en el que han decidido destituir al polaco y sustituirle por otro señor que semanas atrás  tal como anunció Alfonso Muerza (periodista de Radio Marca) y dando un buen ejemplo de compañerismo se reunió a espaldas del ya ex técnico rojillo en un restaurante de la capital navarra con el presidente del club para hablar sobre el futuro inmediato que le esperaba. Gesto feo.

En cuanto a la Junta Directiva... les podrá ir bien (o no) a partir de ahora en la gestión tanto económico como sobre todo deportiva (que es lo que nos ocupa), pero lo que nadie (o por lo menos yo) les va a negar es que han sido la directiva más DESAGRADECIDA con su entrenador que hayamos podido conocer. Su compromiso adquirido con el club vistas las circunstancias en las que llegaba no merecía este desenlace.

Dsde este blog solo me queda desear toda la suerte del mundo a Jan Urban. No te servirá de consuelo pero todos sabíamos (y tú me da que también) que tarde o temprano esto iba a suceder. 
¿Alguien creee que Jan tuvo en algún momento la confianza plena de esta junta? Yo desde luego no. ¿Y alguien cree que estaban deseosos de este desenlace? Yo desde luego sí ¿Cual era el problema? Que no encontraban el momento perfecto. Unas veces por tu resurgir (Valladolid y Las Palmas) y otras porque quien estaba llamado a sustituirte (como al final ha ocurrido) no terminaba de regularizar la situación de su ya ex equipo en la Tercera División navarra.
Ahora a él simplente te queda ser paciente. La experiencia de los últimos años en cuanto a "EXs" del banquillo rojillo se refiere me dice que el tiempo (y da la casualidad que por norma general es al año) pone a cada uno en su sitio.
Y en cuanto a nosotros creo que toca cambiar el chip. Se nos ha mentido. El proyecto de Urban en Osasuna nunca ha tenido la consideración por parte de la Junta Directiva y sus satéltites (pese a todo lo declarado) de ser un proyecto a largo plazo. La realidad nos dice que ha durado siete meses. Y ante eso poco debate hay. Yo ya he captado la lección.


LLEGA MATEO. CARTA DE PRESENTACIÓN

Chantreano de 40 años que llega al primer equipo tras un buen periodo en el juvenil rojillo, tras ser destiuido posteriormente del banquillo del Alavés B por no tener claro a quien se debía; si a su representante o si al club babazorro y tras pasar un breve periodo de tiempo (no llega ni tan siquiera al año) en el banquillo de Osasuna Promesas. Las dos victorias consecutivas logradas en las últimas semanas (la de ayer en el minuto 90 ante Oberena) tras estar un mes sin conocer lo que era sumar 3 puntos y la coincidencia de que se hayan producido al mismo tiempo que la crisis de resultados del primer equipo, han convertido el día de hoy en el día perfecto para llevar a cabo el cambio que hacia semanas llevaban  (y ya indisimuladamente) varios barruntando.

Le deseo suerte. Y ojalá le vaya bien en lo deportivo. Ahora el devenir del primer equipo y el suyo están unidos. Pero no soy persona de medias tintas y desde luego no voy a disimular el desagrado que me produce ver en el banquillo de mi club a alguien que actúa como actuó en Vitoria y alguien que se portó como se portó con todo un emblema del osasunismo como Jan Urban. Respeto y lealtad ante todo y para todo.
#Valors si es que pretendemos que Osasuna sea algo más que un simple club.

No hay comentarios:

Entradas populares