lunes, 15 de junio de 2015

LA AFICIÓN ESTUVO A LA ALTURA. BALANCE SOCIAL DE LA TEMPORADA.

Tras el resumen deportivo de la temporada, abordo otro: el relativo al aspecto social. Con el que sin duda, los aficionados (y solo los aficionados) podemos darnos por satisfechos.

Comenzó la campaña de abonados allá por julio y aunque tardó en arrancar, terminó de una manera que no muchos esperaban, igualando la cifra de abonados existentes en Primera División el año anterior. 
Ni el pesimismo que reinaba en el ambiente tras el descenso, ni el hecho de que los abonos del club fueran de los más caros de la LFP (tan solo sufrieron una reducción del 20%), nos echaron para atrás a la hora de brindar nuestro apoyo en forma de € al equipo de nuestros amores.

http://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/liga/2014-07-23/ver-los-partidos-de-tu-equipo-sale-bastante-caro-si-no-te-abonas_166585/

Las primeras semanas de la misma no presagiaron nada bueno. Pero fue tras conocerse que Osasuna obtendría el permiso de la LFP para jugar en la categoría de plata primero, tras conocerse el nombramiento de Jan Urban como entrenador segundo y tras conocerse el fichade de Javad Nekounam tercero... cuando la cifra de abonados al club para este año empezó a despuntar llegando a la cifra final de 13.200 socios.
Un éxito que veremos si somos capaces, dentro de unos semanas, de repetir.

En cuanto a la asistencia al estadio, que como es lógico ha ido de la mano de lo anterior... también podemos quedarnos conformes. Aunque añadiré algún "pero".

El Sadar ha registrado el mayor % de ocupación de la categoría de plata (67% de ocupación media) y lo ha hecho incluso desde antes de que la Junta Directiva decidiese poner en circulación las entradas gorronas famosas y recurrentes de cada año. Que por cierto, tan solo han hecho aumentar la asistencia al estadio en un 3% antes de la llegada de Martín Monreal y en un 7 % una vez que el de Campanas llegó al banquillo rojillo.  Lejos, ambas cifras... del 22 % del pasado año. Lo que evidencia su rotundo fracaso.
(Parece que a esos aficionados esporádicos... ver a equipos como Alcorcón, Albacete, Mirandés y demás no les atrae. Y Osasuna... por supuesto que tampoco. Pero eso -creo- ya lo sabíamos)

El partido con mayor asistencia en el estadio rojillo fue el último de la temporada ante el Recreativo de Huelva (17.720) en el que Osasuna se jugaba su ser o no ser. Y tras él, el partido del "no debut" (por sus problemas de salud) de Enrique Martín Monreal en el banquillo rojillo que enfrentó a Osasuna contra el Mirandés (16.274, de los cuales en torno a 600 eran de la afición rival)

En cuanto al partido que menos expectación levantó fue el del estreno de Jose Manuel Mateo en el banquillo de El Sadar, al que tan solo fueron 10.585 personas. Siendo por cierto, el primer día en que entraron en juego las entradas de (por lo menos para mí) la vergüenza; de las cuales hablé al principio de este post, a las cuales ya he dedicado más de un post a lo largo de estos años (pincha aquí) y de las que volveré a hablar más adelante.

Destacable, por lo tanto, el comportamiento de la afición en cuanto a la asistencia al estadio a lo largo de toda esta temporada 2014/2015. Que ha estado a mucha mayor altura que el equipo en esta temporada que ya ha acabado.


Mención especial por cierto, para los aficionados fieles (y remarco FIELES) que han respondido como los que más. Y no solo lo hicieron en territorio local.
Esta temporada también nos deja desplazamientos importantes de la afición a Zaragoza, Vitoria, Miranda de Ebro, Sabadell, Leganés, etc. Desplazamientos que (y aquí va otra de las grandes noticias de esta temporada) se hicieron al calor de una iniciativa surgida este año y al margen del club llamada "Gorriak on tour". Gracias a ella, ese empujón final que a muchos les faltaba para acompañar al equipo (¿Quién le dijo a Archanco que "la afición de Osasuna no era viajera"?) pasó a mejor vida. Gracias!

Es ahora turno del club compensarles y/o premiarles. Para ello varias reflexiones:

1. Los abonos deben verse reducidos. Y deben hacerlo independientemente de la medida presentada por la junta que YA DA DERECHO a un 15 % de descuento como máximo a los socios que hayan asistido al 90 % de los partidos. De lo contrario, una medida cuyo objetivo cuando la presentaron era el de PREMIAR, pasaría (por lo menos en lo que a mí respecta) a ser una medida "engañabobos" cuyo único objetivo pasaría a ser ahora el de metérnosla doblada.
El precio base sobre el que se aplique dicho descuento debe ser por lo tanto otro. Un precio base acorde a la realidad de la Segunda División.
Saldremos de dudas en cuanto presenten la campaña de renovación y captación de socios 2015/2016.

2. Las entradas deben guardar cierta lógica con el coste por partido del abono. No puede ser que un partido al no socio le cueste poco más caro, poco más barato o mucho más barato. El respeto al abonado debe estar por encima de todo y las ventajas de serlo deben notarse claramente en el bolsillo. De lo contrario, esa figura no tiene en mi opinión razón de ser.
Y digo esto por lo siguiente: este año el coste de las entradas se ha visto reducido sustancialmente. Primero la Junta Gestora las redujo de media en un 37 % (recordemos el 20% de los abonos) pasando de un coste medio de 48 € en la era Archanco a uno de 31 € en la etapa de la Gestora  y después -ya con Sabalza en la presidencia- esa reducción ha llegado al 60 % situándose en 20 €. 
¿Son precios razonables? Sí. ¿Pero pueden ser ligeramente superiores para no caer en agravios comparativos? Creo que también. De lo contrario, el mensaje que estás mandando al abonado es peligroso.
No juguemos con ello. Como siempre he dicho, forofo no es sinónimo de tonto.

Veremos que nos depara el tema. Abonos caros... arrastran a entradas caras, abonos baratos arrastrarán a... 
Ojalá terminemos todos contentos.

"Llenemos El Sadar desde el minuto 1 y no desde el 91"

No hay comentarios:

Entradas populares