miércoles, 16 de agosto de 2017

EL SADAR, ¿REFORMA DEL ESTADIO O CONSTRUCCIÓN DE UNO NUEVO?

El debate ya está en la calle. O para ser más correctos, el debate VUELVE a estar en la calle. Allá queda aquella rueda de prensa de dimisión de Pedro Baile en la que bajo mi punto de vista, equivocó el fondo y las formas en que los aficionados debíamos conocer los planes de la actual Junta Directiva respecto a un estadio de El Sadar que el próximo día 2 de septiembre cumplirá 50 años.

El pasado domingo, un periódico local volvió a tratarlo. Y yo seré claro. A priori no me gusta la idea de invertir en "lo viejo" (Me parece en nuestro caso tirar el dinero a la basura) y sí me gusta la de invertir en "lo nuevo".

Se habló en su día de la construcción de un estadio en Antoniutti. Demasiado bonito para que salga adelante. Por un lado por ser una zona céntrica y por otro, porque reconozco que me vengo arriba al imaginarme a locutores gritando: "goooooool en el Nuevo San Juan". Pero creo que es algo irreal.
Lo que sí creo que es real, es que Osasuna debe trabajar esto de una forma seria. Y más si cabe aun tras la exitosa campaña de renovación y captación de socios llevada a cabo por el club que ha dejado en evidencia que aparte de tener un estadio viejo, se nos ha quedado pequeño.
Sería un paso importante y fundamental para poner uno de los pilares sobre el que se tiene que sostener un Osasuna en crecimiento, saneado, moderno y que mirase al futuro con más ilusión si cabe.

Personalmente... y me mojo, apoyo el debate abierto y apoyo como dije más arriba, la posibilidad de un estadio nuevo. Mi sueño: una réplica del actual en su estructura (esa grada alta en preferencia que le da personalidad para mí es sagrada) pero en moderno y eso sí, con mayor aforo. Estudiándolo todo por supuesto de una forma rigurosísima.
¿La capacidad? No me atrevo a dar una cifra. De los 26.000 que salieron a la luz (Ahora ya hemos pasado a los 25.500) nunca bajaría. Debería estudiarse bajo parámetros demográficos de la Comunidad. Mismos parámetros que por otra parte le han servido al Deportivo Alavés para proyectar una ampliación de Mendizorrotza desde los 19.000 espectadores hasta los 32.000, dándose así un margen de crecimiento social futuro importantísimo.
¿Qué incremento de la recaudación de abonos se podría presupuestar en un caso y en el otro?
¿Y en el de ventas de entradas?
Serían otras de tantas preguntas que deberíamos hacernos.
Recomendación FIFA:


¿Ubicación? La que Osasuna quiera y las instituciones públicas permitan. Se ha barajado Antoniutti y el Soto Lezkairu. Podrían existir más como por ejemplo los terrenos traseros del actual estadio aunque creo que son de propiedad privada.
La tienda, restauración y demás... ¿Habría cambios sustanciales de un proyecto a otro? ¿O por ser un club "pequeño" no se contemplan? 
¿Se piensa en la realización de más eventos o actividades que los partidos de fútbol en él?
También serían preguntas interesantes para las que obtener respuesta.
Recomendación FIFA: (contexto red Civivox de Pamplona)


En cuanto al coste, ¿Habría ingresos por "Naming" en un caso, en el otro o en los dos que redujesen su coste?
Lógicamente la construcción de un estadio nuevo será más caro que la reforma. Pero ese mayor coste, por diversos factores, podría ser algo relativo. Si existen estudios, deberán ser estos los que lo confirmen o lo desmientan.
No olvidemos además que al coste de la reforma habría que sumar el de la recompra del estadio (24,2 millones de €) si su propietario, el Gobierno de Navarra, no quiere seguir contando con él.

En definitiva, lo que sí está claro es que El Sadar tiene muchas deficiencias tanto si lo comparamos con los estadios que se están haciendo en la actualidad como si no. Ponerle parches no creo que sea la solución. Y potencialmente empezar un estadio de cero -creo- proporciona muchas más cosas y da más posibilidades de explotación presentes y futuras que si optáramos por la otra opción. 
Ideas como por ejemplo las de grada familiar, grada para clubs convenidos, grada de animación, etc, de las que ya se ha hablado en años pasados, las veo más factibles de llevarse a cabo en el proyecto que a ciegas (y quiero recalcar lo de A CIEGAS porque no cuento con información alguna) defiendo, que en el que no lo hago.
Las molestias que puede acarrear al socio el hecho de estar reformando el estadio a la vez que él tiene derecho a disfrutar del espectáculo es otro argumento a su favor.


Dicho todo esto, soy consciente de que voy a contracorriente y de que parece... todo está decidido ya en favor de la reforma. Es por ello que estoy abierto a cambiar de opinión. Solo falta que llegado el momento, la directiva que esté (no olvidemos que hay elecciones por medio que deben obligar a no comprometer al que pueda venir) me pongan en contraposición ambos proyectos. Y sino me exponen ambos, al menos que me expliquen bien el elegido.

¿Lo ideal? Llegar a un acuerdo con Ayuntamiento y Gobierno de Navarra, presentar los dos proyectos y seguidamente someterlos a votación bien entre los socios compromisarios, bien entre todos los socios. Sería o por lo menos eso creo, una buena forma de añadir valor a a nuestra condición de propietarios de la institución.

Y por cierto, que el tiempo por apretar, no nos sirva de excusa. No nos embarquemos en chapuzas rápidas por ello. Este tipo de proyectos son más importante de lo que quizás podamos pensar ahora porque no solo sientan las bases del "Osasuna presente" sino también del "Osasuna futuro". Veremos si del de otros 50 años. 



Más información:

"Recomendaciones técnicas y requisitos para la construcción o modernización de estadios de fútbol" según la FIFA, pincha aquí (PDF)

"Estadios de fútbol. Recomendaciones técnicas y requisitos" según la FIFA, pincha aquí (PDF)


P.D. Si te ha gustado el post y/o te ha resultado interesante, no dudes en compartirlo por tus redes sociales. De eso vive este blog. Gracias! ;-)

No hay comentarios:

Entradas populares