viernes, 11 de junio de 2010

5 AÑOS DE LA FINAL DE COPA


Hoy se cumplen cinco años de la primera y única final de la Copa del Rey jugada por Osasuna.
Sábado 11 de junio de 2005, seis de la mañana (aproximadamente), calle Navas de Tolosa (donde el hotel Tres Reyes), unos cuantos autobuses esperando pasajeros, todos ellos con el mismo destino: Madrid, destino de otros 20.000 rojillos más en aquel día. Nervios, muchos nervios y emoción, mucha emoción e ilusión. Así fue como comenzó tal día como hoy pero de hace cinco años.

Una hora más tarde, a las siete de la mañana, pusimos rumbo a la capital y la primera anécdota a recordar no se hizo tardar. Nada más pasar el primer peaje de la autopista, la Guardia Civil de tráfico con el siguiente mensaje en el rótulo que llevaban encima del coche: BUEN VIAJE, ¡AUPA OSASUNA!

Seguimos el viaje, a lo largo del camino, coches de seguidores rojillos adelantando al autobús y tocando las bocinas. Entramos en provincia de Soria. Estación de servicio de Medinaceli (vista desde la carretera) teñida completamente de rojo por los osasunistas que hacían la primera parada para estirar las piernas y desayunar. Había que coger fuerzas para lo que nos esperaba. Nueve, diez de la mañana, varios autobuses paramos en una estación de servicio situada un poco más adelante de la ya mencionada de Medinaceli. Desayuno y primeros cánticos en ella: el 11 de junio se "muere" Don Manué, ale osasuna ale ale, y demás repertorio.

Retomamos el viaje, once y media de la mañana llegamos a Madrid, M-30, dos horas metidos en ella, atasco, desesperación, gestitos con el dedo de algún que otro motorista "muy educado" y segunda anécdota: autobús de rojillos parado (literalmente) en medio de esta carretera madrileña con una rueda pinchada, no podía continuar, les tocó esperar a que les recogiese otro autobús.

Una y media del mediodía por fín sanos y salvos fuera del atasco, entramos en la capital, vamos hacia el Parque de San Isidro (lugar de concentración de los rojillos por seguridad tras haberse observado en foros una posible quedada de la gente que ya sabemos para ir a la "caza del navarro"), conforme vamos, vemos a los aficionados béticos por primera vez en todo el día.
Dos de la tarde llegamos al Parque. Primera misión: buscar una sombra, 42ºC en aquel momento. Todas ocupadas pero al rato conseguí una. Música, mucha mísica en la carpa y de todo tipo (rancheras, osasunistas, sanfermineras...). Y a comer y descansar.

Cuatro y media de la tarde, hacia el Vicente Calderón. Visitas a algún bar. Madrileños desde sus balcones grabando el ambiente y avistamiento del estadio. Osasunistas y béticos ya entremezclados (depende que ruta se cogiese). Los rojillos achicharrados, los béticos como si del Caribe se tratara (en Sevilla están más acostumbrados a ese calor). Risas y cologeo entre ambas aficiones.

Ya en terreno colchonero, paso por el tunel que hay allí y llegada a la puerta por donde tenía que entrar. Eran las seis de la tarde cuando ya estaba dentro (el partido empezaba a las 21:00). actuaciones de David Bustamante, King África y un grupo navarro y otro andaluz.

Ocho de la tarde, gradas ya repletas, ambientazo y salida de jugadores. Riau, Riau, comienza el partido. Decepción tras el gol de Oliveira. Alegría, emoción en el gol de John Aloisi. Prórroga, gol de Dani, tristeza, lloros, el adios a un sueño. Pero... satisfacción por el subcampeonato, orgullosos de los rojos y confiados en que eso se volverá a repetir algun año. Vuelta para casa, dura, pero una vuelta reflexiva pensando en lo grande, dentro de su modestia y humildad, que es este gran equipo.

Ahora puede que tarde o puede que no, pero estoy seguro que volveremos a vivir todo esto o cosas mejores ¿Por qué no?

¡Aupa Osasuna! Y gracias a los Elía, Expósito, Cruchaga, Josetxo, Clavero, Puñal, Pablo García, Valdo, Delporte, Webó, Morales, Aloisi, Aguirre y compañia por todo aquello.

No hay comentarios:

Entradas populares