domingo, 16 de diciembre de 2012

MISMA HISTORIA, MISMO PROTAGONISTA

Fuente: Sentimiento Osasunista
Partido de 3 puntos. No al empate. Partido de 3 puntos. No al empate. Partido de 3 puntos. No al empate. Partido de 3 puntos. No al empate. Paro. 
Así me pasé toda la tarde de ayer o por lo menos la parte de ella en que se desarrolló el partido de Getafe ante mi gran temible temor de que hiciese acto de presencia al término del mismo, la #CofradíaDelEmpate del Club Atlético Osasuna. 
Pero... ERROR mío. Esto pasó a ser problema secundario e incluso dejó de serlo.
No reparé en un cosa que al final iba a ser clave en el "no" cumplimiento de mi repetitiva... ¿Consigna? XD

Comencemos. Partido de claro dominio rojillo (de los de cabo a rabo) en un campo que no nos trae muy buena suerte que digamos.

Tan genial partido de los 14 jugadores que participaron ayer como grande fue la injusticia que se cometió con Oier dejándole fuera del once.

Y tan genial partido de todos, como genial está siendo la temporada de Kike Sola. Volvió y se notó.

Muy buena primera parte a pesar del susto final y correcta segunda. Partido muy bien jugado y planteado, que lo teníamos de cara desde el minuto 1 y que se emborronó por primera vez tras la inconsciente expulsión de Armenteros (con falsedad en el acta incluida). Tras esto llegó el gol que ya nadie esperaba pero que hacía justicia. Muy bueno. Y poco tiempo después llegó el Burruldazo, perdón, el Ontayanazo, lo siento, el Iturraldazo. Ah no! el Muñiznazo, Jodé!! El Teixeiranazo o Bartolonazo. Ese, ese. Tenemos tantos sonados ya...

Minuto 93, 0-1, internada por banda derecha del jugador del Getafe, Oier al suelo y linier con 15.347 dioptrías en cada ojo, sin gafas y sin lentillas. Resultado: penalti y reincidente (como se puede ver en la foto. Partido en Granada, descuento, gol anulado a Ibrahima y 1-1) Empate. Y a casa con cara de tontos.

Nueva injusticia, nueva tangada y nuevas reacciones. Mientras aficionados y jugadores meten ruido, los que tenían que hacerlo por su relevancia en el club se "pasan". Uno, sin malicia en la rueda de prensa y otro escondido tras, supongo, las instrucciones dadas a quien se encargue de la web y twitter del club; que sí rajó. Bien el "qué" pero mal el "cómo". Alguno dirá que para qué sirve eso. Pues bien, mínimo para no ser "conejos", para que se te oiga y para que todo el mundo sea consciente de lo que aquí pasa, que dentro de lo que cabe... no es poco.
Separando, eso sí, una bravuconada del hecho de tener un poco de sangre para ello.

En fin,  allá cada cual pero como nuestra historia nos lo dice, la de ayer no ha de ser la última sonada. Aún queda liga...

No hay comentarios:

Entradas populares