martes, 26 de septiembre de 2017

LA RECOMPRA DE PATRIMONIO EN EL CONTEXTO EUROPEO

Habiendo dejado claro hace unas semanas mi opinión sobre la reforma o construcción de un estadio nuevo (pincha aquí), me aventuro a escribir otro post relacionado con ello. Pero esta vez con el objeto de tratar la recompra o no del Viejo Sadar tras la dación en pago que se produjo hace dos años para solventar la gravísima situación económica en la que el club se encontraba.

Lo voy a hacer apoyándome en un estudio realizado por KPMG Football Benchmark. Que tras leerlo, me ha resultado muy interesante. Ya que analiza el entorno europeo en el que nos encontramos y me ha dado cierta perspectiva en este tema.
Los estadios de Inglaterra, Alemania, España, Italia y Francia son los objetos de estudio.



Como se puede ver en el gráfico, el estudio pone en evidencia la escasa apuesta que se tiene en el fútbol español por contar con estadios en propiedad. Mientras en Inglaterra el 80% de los clubs de la Premier League disfrutan de ser propietarios de la infraestructura en que cada fin de semana disputan sus partidos, en Alemania y sobre todo en España ese % baja hasta el 56% y 35% respectivamente.

En España, el pasado año, tan solo 7 equipos de 20 podían decir que eran dueños completamente de su terreno de juego: Barça, Madrid, Valencia, Sevilla, Betis, At. Madrid y Espanyol (este año se les ha sumado el Levante) Y uno "que sí pero no", el Athletic; que al igual que el Werder Bremen en la liga alemana, tiene la particularidad de jugar en un estadio de propiedad mixta, de propiedad publico-privada gracias a la sociedad "San Mamés Barria" formada por la Diputación de Bizkaia, el Gobierno vasco, el Ayuntamiento de Bilbao, Kutxabank y el propio Athletic; peculiaridad que por cierto, seguirá siendo así hasta por lo menos el año 2063, fecha en que tienen la opción de ejercer su derecho de compra (Pocas prisas les meten allí para recuperar patrimonio, efectivamente)

Ante estos datos, me pregunto ¿Le conviene a Osasuna destinar recursos a tener un estadio que sea 100 % de su propiedad? ¿O es preferible que los destine a factores que le ayuden en aspectos de competitividad deportiva para que después puedan repercutir en otros ámbitos?
Mi apuesta sería clara. En caso de reforma y de poner nosotros el dinero...  propiedad mixta o lo que es lo mismo propiedad público-privada. Nunca valoraría la opción de que fuera solo nuestro.
Y en caso de estadio nuevo, lo mismo. Aunque en este caso sí entraría a valorar la opción de la propiedad completa siempre y cuando no lastrase la competitividad deportiva del club.

Veremos al final a qué acuerdo (estamos obligados por decencia tras la dación en pago a no actuar por nuestra cuenta) se llega. Pero eso sí, espero que se negocie de tú a tú. Porque nos guste o no el desenlace que hubo... (dación y no pago en cash), la realidad nos dice que nadie debe ya nada a nadie.


Por último, quiero destacar otra noticia. Red Bull ha comprado al Ayuntamiento de Leipzig el estadio de su club de fútbol. Las arcas públicas se han embolsado 70.000.000 de €. ¿De verdad es una ruina que una Administración Pública sea propietaria de un recinto futbolero?

Hay mil y un casos. Por lo que cuando hablemos... no creo que lo mejor sea hacerlo de forma categórica.



En resumen, tengamos en la mente la idea de optimizar nuestros recursos.
Y para ello, miremos a nuestro alrededor...



P.D. Si te ha gustado el post y/o te ha resultado interesante, no dudes en compartirlo por tus redes sociales y/o dejar un comentario. De eso vive este blog. ¡Gracias! 

No hay comentarios:

Entradas populares