sábado, 18 de noviembre de 2017

CRÓNICA DE UNAS "NO ELECCIONES"... ¿ANUNCIADAS?

Terminado el proceso electoral en el que nuevamente se nos han quedado las vergüenzas al aire, es hora de reflexionar. No entraré para ello ni en análisis suspicaces de la situación ni en polémicas, ni en nada por el estilo (a pesar de las muchas cosas que me puedan estar rondando por la cabeza) Y sí me centraré en visionar las bases del Osasuna futuro que yo quiero.

Tras el rechazo de la Junta Electoral a las impugnaciones de las candidaturas "Somos 15.910" y "Osasuna Cambio" por considerar que no cumplían el Artículo 26 de los Estatutos del club reformados hace escasos meses,



¿Qué se pide realmente?
Propuesta de artículo: Proyecto Kutz (hablaba de pre-aval)
Redacción del artículo: Mr "X" (No respetó el texto original y tenemos esa redacción)

La Justicia nos dirá si ese artículo choca o no con leyes de rango superior y por lo tanto si debe incluirse en nuestros Estatutos o no.



nos encontramos por segundo periodo electoral consecutivo y para suerte o desgracia de la Junta de Luis Sabalza, ante un escenario en el que nos quedamos sin poder acudir a las urnas. Razón de ser, no olvidemos, de un Club Deportivo (no SAD)
Lo cual, evidencia todavía más aun el fracaso.

En 2014, fue a causa de la sorpresiva "insolvencia" declarada a última hora por uno de los integrantes de la candidatura del ex presidente de la Junta Gestora, Javier Zabaeta, que obligó a retirar la candidatura. 
Y hoy, en 2018, el problema ha sido el tema pre-avales. Cuya redacción estatutaria terminaba llevando a la confusión y a más de una interpretación.

Con este panorama queda claro que algo debemos hacer. Los Estatutos del club no pueden ser los principales "evitadores" de la no celebración de elecciones en un club cuyos socios tienen el privilegio (ganado en su día) de poder tenerlas. Eso es algo que va contra natura. Por lo que desde aquí, lanzo la idea de que sea una Comisión de EXPERTOS en la materia, creada exclusivamente para tal fin;  quizás con asesoramiento del IND y de primeras con carácter transitorio (ya se vería después), la que se encargue de corregir la redacción lamentable de algunos artículos, la responsable de eliminar aquellos otros que considere impropios de estar regulados en un reglamento de este tipo (y más acordes a estarlo en el Convenio Colectivo correspondiente) y la parte, en definitiva, apoderada para "REreformar" los Estatutos actuales, que ya en su día (y todo hay que decirlo) lograron ciertos avances.
Sin intereses partidistas. Independiente de todo y de todos. Y en favor de la transparencia, la ausencia de "perrería" y posible mala fe en su interpretación y/o redacción y la participación democrática de los soci@s en la vida de su club.

"Si nos confiamos, somos muy malos" Y no solo en lo deportivo.

Luz, taquígrafos y en la próxima a evitar que se nos pase en la redacción final hasta una coma de más.


No hay comentarios:

Entradas populares