martes, 1 de abril de 2014

OSASUNA, TOCADO Y... ¿HUNDIDO?


Asamblea celebrada y tema Estatutos finiquitado. 147 votos a favor del borrador, 157 en contra y 11 abstenciones. Eran necesarios 2/3 de los presentes (en sala y representados. 213) para su aprobación por lo que se rechaza el borrador y seguimos con los actuales.
317 compromisarios en total. De los que 170 estaban presentes y 147 delegados (94 en manos de la directiva y el resto entre los proponentes y los que finalmente votaron "no")

Por lo demás, "nueva" evolución de las Asambleas de este club. Si hasta hace nada lo común eran los paseos militares en cuanto a votos y los murmullos y risas irrespetuosas ante proposiciones de socios contrarias a lo "oficial" que muchas veces retraían a los propios compromisarios a decir nada, ahora damos un paso más y convertimos las mismas en Asambleas con un fuerte componente aldeano impropias (por comportamientos) de un club de Primera División.


Todos mis respetos hacia aquellas personas que se levantaron y se fueron de la sala sin decir ni mú (Sr Canalejo, Zabaleta, creo que Jáuregui y demás "anónimos" para el entorno rojillo), todos mis respetos también hacia aquellos que decidieron quedarse a escuchar la meritoria actuación de Vizcay leyendo más de 120 artículos a viva voz; y  todo mi desprecio hacia aquellos hooligans que, de nuevo, se confunden de lugar y se creen que están en la grada de El Sadar en vez de en un órgano del club en el que la seriedad no debe de brillar por su ausencia. Pero lo hace.

Osasuna, está socialmente enfermo. Las elecciones de 2012, tras 10 años sin celebrarse ya fueron - diremos - el primer síntoma de ello. Y personalmente, su curación la veo más difícil que nunca. 
Osasuna debe iniciar un proceso de regeneración (más que refundación que suena igual suena demasiado fuerte) y debe ser consciente desde ya. No a la confrontación de ganadores o perdedores (error comunicativo, de nuevo, de Archanco al lanzar ese mensaje tras la Asamblea), no a los intereses "ocultos" de determinada gente que forma parte del entorno del club y de los que desconozco su motivo, aunque me lo puedo imaginar: ésta Junta está dejando mucho cadáver por el camino (en algunos casos bien hecho, por cierto), no a que integrantes de las Peñas estén metidos en todas las salsas (y no siempre para algo bueno) y no, en definitiva, al seguir perjudicando la imagen (#MarcaOsasuna) del club, que para mí llevamos tiempos arrástrándola y minusvalorándola.

Termino. Como digo, veo el asunto negro no, negrísimo, pero confío en que quienes deben verlo también lo hagan y le pongan remedio. La medida anunciada por el presidente de reducción de precios para la temporada que viene (también de ABONOS. Que son lo importante) es un buen -¿Por qué no?- comienzo. Estando en primera o segunda, debe ir acompañada de un campaña de marketing agresiva, con iniciativas nuevas más allá de la reducción del precio (ampliar la oferta del abono con algo relacionado con el Navarra Arena por ejemplo), que implique día a día a estamento comercial (veremos quién se hace cargo de él) , institucional y deportivo del club y que venda ilusión a nuestra manera. Con fichajes de jugadores somos conscientes de que no puede ser pero y ¿Con un proyecto que, aunque sea, lo percibamos como renovado? Pues esa es la tarea a realizar. Proactividad. (Palabra que añado a la de regenerar)
Nuestro mayor error será, lo tengo claro, anclarse una vez más en en una campaña de renovación y captación sin sustancia en el que estemos "a verlas venir" como ya comenté en el post: "OSASUNA Y LA POSIBILIDAD DE AUMENTO DE SU MASA SOCIAL"

Veremos que nos depara el futuro.

P.D. Soy consciente de la dificultad del tema. Y de lo fácil que es el hablar. Por ello, me quedaría satisfecho con, por lo menos, percibir que se intentan cosas distintas. 

No hay comentarios:

Entradas populares